EVENTS CALENDAR

Recent News

Sector privado retoma el clamor contra el impuesto al inventario
Advierte que el tributo les impide estar preparados para ciclones y emergencias
Published Wednesday, May 29, 2019 5:00 am
by Sharon Minelli Pérez

Sector privado retoma el clamor contra el impuesto al inventario

En Puerto Rico “no se puede hablar de preparación” ante desastres mientras el gobierno no actúe para abolir el impuesto al inventario, que obliga a los comercios a mantener menos de tres semanas de abastos, advirtió ayer Nazario Lugo, presidente de la Asociación de Manejadores de Emergencias y Profesionales de Seguridad de Puerto Rico (Ameps).

“Cuando surge el tema de las peleas de gallos, todo el mundo sale a hacer protestas y a correr detrás de los gallos y hacer un chijí chijá. Con temas que son eminentemente serios para la seguridad de nuestra isla, no hay ese mismo sentido de urgencia”, lamentó, por su parte, Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal (Acdet). El también portavoz de Walmart Puerto Rico cuestionó que, a días de comenzar la temporada de huracanes y a casi dos años del huracán María, “las autoridades municipales y estatales no tengan una propuesta clara de cómo vamos a manejar el tema del impuesto al inventario”.

La abolición de este impuesto quedó fuera de la reforma contributiva en 2018 y, desde entonces, permanece en un limbo al enfrentar la oposición de muchos municipios que quieren retener esta fuente de ingreso, explicó Kenneth Rivera, presidente de la Cámara de Comercio (CCPR).

Lugo, Báez y Rivera hicieron las expresiones durante el anuncio de que Ameps y las principales asociaciones del sector privado formalizaron un acuerdo para elevar el nivel de preparación familiar, comunitaria y empresarial ante emergencias y desastres como ciclones, terremotos y ciclones.

Además de Acdet y CCPR, al acuerdo colaborativo se sumaron la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), así como la Asociación de Productos de Puerto Rico (APPR), la de Constructores (ACPR), la de Comerciantes en Materiales de Construcción, y la de Distribuidores y Concesionarios de Auto (Prada).

El acuerdo coincidió con noticias de que una vaguada provocó apagones, deslizamientos, inundaciones e incluso dejó incomunicadas a familias en Utuado.

“Estamos un poquito peor de lo que estábamos antes de María”, alertó Kenneth Rivera, presidente de la CCPR.

“Puerto Rico es mucho más frágil y vulnerable ahora”, coincidió Lugo. Por