EVENTS CALENDAR

Recent News

Salud baraja el futuro de las clínicas de VIH y condiciones transmisibles
La agencia sostuvo que está "abierta al diálogo" y que busca evitar los cierres
Published Thursday, May 23, 2019 5:00 am
by David Cordero Mercado

Salud baraja el futuro de las clínicas de VIH y condiciones transmisibles

 (semisquare-x3)

Portavoces de la comunidad de personas VIH positivo en Puerto Rico denunciaron hoy, miércoles, que el Departamento de Salud (DS) ha impulsado durante meses la privatización de los Centro de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Transmisibles (CPTET) a través de la isla.

En Puerto Rico hay ocho CPTET bajo jurisdicción del DS, ubicados en Bayamón, Arecibo, Caguas, Carolina, Mayagüez, Ponce, Fajardo y Humacao. La mayoría de los fondos con los que se paga los servicios a las personas VIH positivo provienen del gobierno federal a través de la Parte B de la Ley Ryan White HIV/AIDS.

 

 

De acuerdo a Ivette González, portavoz de la Asamblea Permanente de Personas con VIH y Hepatitis C, el 7 de septiembre de 2018 se llevó a cabo una reunión con la secretaria auxiliar de la Secretaría de Salud Familiar y Servicios Integrados, en la que Salud se comprometió a establecer un comité de trabajo junto a líderes de la comunidad de personas VIH positivo para buscar alternativas a la situación de déficit que presuntamente enfrentan las clínicas, pero ese grupo no se ha creado.

“Nos reunimos con ella (Lugo) y le expresamos, le dijimos que nos oponíamos a la privatización de las clínicas. Ella quedó con nosotros, hubo un compromiso de crear un comité de trabajo”, aseguró González. De acuerdo a la portavoz, Salud “ha estado creando una situación de crisis en las clínicas para poder tener una justificación”.

El Programa Ryan White Parte B, adscrito a la Oficina Central para Asuntos del SIDA y Enfermedades Transmisibles del DS -que a su vez está bajo la secretaría auxiliar que dirige Lugo-, es quien administra los fondos. Estas asignaciones, según lo establece el mismo portal de Salud, van dirigidos a asegurar el acceso a servicios clínicos y de apoyo, incluyendo medicamentos para