EVENTS CALENDAR

Recent News

Alta Prevalencia de Hepatitis C en Puerto Rico
Published Sunday, April 21, 2019 5:00 am
by Cristina del Mar Quiles
Por El Nuevo Día

Entre 40,000 y 50,000 personas en Puerto Rico viven con hepatitis C, un virus que afecta principalmente al hígado con consecuencias a largo plazo que pueden incluir cirrosis y cáncer. Muchos no lo saben, pues se trata de una infección que, aunque tiene cura y se puede diagnosticar con una prueba de sangre sencilla, es asintomática.

La prevalencia en la isla es de entre 2.1% y 2.3% de la población, según estudios del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, porcentajes más altos que en Estados Unidos y que en Latinoamérica. En San Juan, la prevalencia es del 6%.

“Hay factores de riesgo que están asociados al contagio de la hepatitis C”, apuntó el gastroenterólogo y hepatólogo Federico Rodríguez Pérez sobre las razones para la alta prevalencia en Puerto Rico del contagio del virus que se transmite por sangre.

Entre estos, mencionó ser usuario de drogas intravenosas, aunque haya sido solo una vez, y haber recibido transfusiones de sangre antes de 1992. Y es que no fue hasta esa fecha que se desarrolló la prueba del anticuerpo de sangre para identificar el virus.

Otros factores de riesgo incluyen haber tenido múltiples cirugías cuando no se llevaban las mismas prácticas de higiene o esterilización de instrumentos que existen actualmente y haberse hecho perforaciones en la piel o tatuajes en establecimientos sin precauciones de esterilización.

Por eso, la recomendación principal es para la llamada generación de los “baby boomers” o esas personas que nacieron entre 1945 y 1965, a que se realicen una prueba de sangre para detectar los anticuerpos del virus y poder comenzar un tratamiento antes de que se comiencen a experimentar las consecuencias a largo plazo.

“Toda persona que tenga un facforma

tor de riesgo o que pertenece a la generación de ‘baby boomers’ debe pedirle a su médico que le haga la prueba”, recomendó Rodríguez Pérez, quien trata a pacientes con hepatitis C en su práctica privada.

La mayoría de estos, indicó, llevan muchos años viviendo