EVENTS CALENDAR

Recent News

Comité de Acreedores no Asegurados se opone a un síndico en la AEE
Mientras, la Junta de Supervisión Fiscal y acreedores piden tiempo a Swain para intentar llegar a un acuerdo
Published Thursday, March 28, 2019 5:00 am
by Joanisabel González
Por El Nuevo Día
Logo de la AEE (GFR Media) (semisquare-x3)
Logo de la AEE (GFR Media)

Casi en la fecha límite para que el gobierno, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y los bonistas expresen sus argumentos en torno a la designación de un síndico en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), el Comité de Acreedores no Asegurados (UCC, en inglés) se opuso a esa medida, señalando que los bonistas de la corporación pública no tienen derecho a invocar ese remedio.

Anoche, el UCC presentó una moción de oposición a la jueza Laura Taylor Swain en la que plantea que, partiendo de la escritura de fideicomiso de los bonos de la AEE, los bonistas de la corporación pública solo tienen derecho sobre una porción de los ingresos netos de esa utilidad y no a sus ingresos brutos. Como resultado, alegó el UCC, los bonistas no tendrían derecho para solicitar la designación de un síndico en la AEE.

En dólares y centavos, indicó el UCC, el verdadero colateral al que tienen derecho los bonistas de la AEE apenas rondaría unos $33 millones y esa cifra, depositada en ciertas cuentas restrictas para el pago de la deuda, sería la fuente de repago de unos $8,300 millones en bonos de la corporación pública.

“Si la AEE opera en déficit, no hay, por definición, ingresos netos para ser depositados en los fondos especiales”, reza el argumento del UCC.

Según la escritura de los bonos de la AEE, los ingresos que genera la corporación pública se depositan en el fondo general de esa entidad y primero, deben utilizarse para cubrir los gastos operacionales de la utilidad. De ese fondo, alega el UCC, se transfiere una partida de los ingresos netos a un fondo de reserva, que en inglés se identifica como “Sinking Fund”, y de donde emana el pago a los bonistas de la AEE. Dicho fondo de reserva, a su vez, se divide en tres cuentas el fondo de reserva de mantenimiento, el fondo autoasegurado y el fondo de mejoras capitales.

“En consecuencia, los depósitos en los fondos específicos