EVENTS CALENDAR

Recent News

Encaminar un sistema de salud accesible para todos
Published Tuesday, March 19, 2019 5:00 am
by El Nuevo Día

Por El Nuevo Día

Los informes recientes sobre las dificultades que pacientes de cáncer enfrentan para recibir servicios médicos y tratamientos en Puerto Rico, obligan a las autoridades e instituciones salubristas a asegurar la administración apropiada y a tiempo del tratamiento que puede mediar en la recuperación de la persona.

La dilación en el acceso a servicios médicos y los seguimientos, según documentado por reportes como los de la organización FARO, suelen traducirse en más gastos de tratamiento, además de poner en mayor riesgo a los pacientes.

La defensa de la vida, así como de la dignidad de los pacientes y de sus familiares, tienen que estar en el centro de la misión salubrista de nuestro país.

Es preciso que los proveedores del sector salubrista, públicos y privados, escuelas de medicina y de otras áreas de la salud, las aseguradoras y las autoridades de salud gubernamentales, colaboren en conjunto para propiciar rápido acceso de calidad en los servicios a todo paciente, al margen de sus recursos financieros.

Conviene examinar las cifras de incidencia por tipos de cáncer para diseñar soluciones específicas por grupos de pacientes. Así, a corto plazo, hay que procurar que el acceso a terapias y tratamientos no se convierta en un viacrucis marcado por la flagelación de meses de espera.

Al mismo tiempo, hay que buscar alternativas ante los costos de medicamentos y tratamientos. El oncólogo Fernando Cabanillas ha dicho que, por ejemplo, una quimioterapia nueva cuesta alrededor de $140,000 al año, lo que implica deducibles de $25,000 a $30,000 para el asegurado, sin considerar otros costos.

La compleja situación que rodea a personas con cáncer refleja, además, la importancia de encaminarse hacia un sistema de salud de acceso universal que incluya la prevención de enfermedades como el cáncer y las asociadas a condiciones cardiovasculares y diabetes. Estas figuran entre las principales causas de muerte en la isla, de acuerdo con el Departamento de Salud.

Un equipo interdisciplinario encabezado por médicos y otros peritos contribuyó a crear el Plan de Acción de Enfermedades Crónicas 2014-2020 para la isla. Presentaron recomendaciones diversas para mejorar los servicios que necesita la población con diagnósticos de las condiciones de mayor riesgo. En la gestión participaron también nutricionistas, representantes de empresas farmacéuticas, así como de aseguradoras, estadísticos, académicos y legisladores.

El Plan, presentado en 2013 y financiado por el Departamento