EVENTS CALENDAR

Recent News

Las mujeres latinoamericanas se insertan en la ciencia y la innovación
La participación de las mujeres en ciencia, tecnología, ingeniería, matemática y diseño industrial ha ido en aumento, pero la ONU sostiene que todavía están subrepresentadas
Published Friday, March 8, 2019 5:00 am
by Amanda Marton Ramaciotti

Por El Nuevo Día

El mundo necesita la ciencia y la ciencia necesita mujeres. A nivel global, menos del 30% de los investigadores son mujeres. Y aunque esa cifra en Latinoamérica y el Caribe llega a 45.9%, la participación femenina no se refleja necesariamente en el porcentaje de ellas que ingresa a carreras científicas en la universidad. O en el porcentaje que son miembros de las academias de ciencias de cada uno de los países. O en el liderazgo de un ministerio de tecnología.

La Organización de Naciones Unidas sostiene que las mujeres de todas las edades están subrepresentadas en áreas como ciencia, tecnología, ingeniería, matemática y diseño industrial. Por ello, eligió conmemorar el Día Internacional de las Mujeres haciendo un llamado a la innovación femenina como una herramienta clave para la igualdad de género.

La baja participación de mujeres en ciencia, tecnología e innovación puede incluso dificultar el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, establecida en 2015 con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a nivel mundial.

De acuerdo con ONU Mujeres, las niñas y las mujeres son la población “con mayor talento desaprovechado” para abordar puntos claves de la agenda, más allá de la igualdad de género, como el impacto del cambio climático, la seguridad de los alimentos, la atención médica y la administración de recursos limitados, como el agua.

“La ciencia, la tecnología y la innovación no tienen género”, dice la astrónoma chilena Paula Jofré.

“O al menos así debería ser”, añade, reflexiva.

Jofré, de 36 años, fue destacada recientemente por la prestigiosa revista estadounidense Science

News como una de los 10 científicos jóvenes que están dejando huella, por una investigación en astrofísica que busca hacer un “árbol genealógico” de las estrellas para descubrir el inicio y la evolución de la Vía Láctea. Pero asegura que el camino hasta este logro no estuvo exento de obstácu- los, de discriminación y de prejuicios.

Durante sus estudios de doctorado, sentía que su trabajo era visto con menos seriedad que el de sus compañeros hombres; y durante su