EVENTS CALENDAR

Recent News

Anticipan más éxodo y renuncias
Líderes sindicales abogan por un plan de salud universal
Published Thursday, January 17, 2019 5:00 am
by Marga Parés Arroyo
Por El Nuevo Día
Para mantener su cubierta médica, los empleados públicos tendrían que abonar la cantidad que les será eliminada de la aportación patronal.

El recorte en la aportación patronal del gobierno al plan de salud de los empleados públicos podría acelerar aún más el éxodo de personas en edades productivas y hasta aumentar la cantidad de individuos que opten por renunciar a sus puestos para cualificar para ayudas gubernamentales.

Ese, al menos, es el pronóstico de varios líderes sindicales ante el recorte de entre $100 y $125 mensuales en la aportación del plan médico de los empleados gubernamentales, proyectado para el 1 de abril.

“Esto puede generar renuncias, un alza en la migración o que decidan no trabajar para entrar a la Reforma (de Salud) porque ahí sí cualificarían”, opinó Emilio Nieves, vicepresidente de la Central Puertorriqueña de Trabajadores.

Una de las preocupaciones de Gerson Guzmán, líder de la Unión General de Trabajadores, es que los empleados públicos no cualificarían para el programa Medicaid porque sus salarios sobrepasan los estándares de ingreso. Además, resaltó que la entrada de más de 100,000 personas adicionales a la Reforma provocaría un colapso en el sistema.

“El llamado al gobierno y a la Legislatura sería que lo repiensen (recortar la aportación patronal) porque estaríamos desestabilizando la salud de los puertorriqueños. Esto catapultaría aún más la salida de empleados públicos, el éxodo masivo buscando mejores beneficios”, señaló.

Guzmán comentó que la aportación patronal actual es de $200 a $250 mensuales por persona en agencias de gobierno y de $600 a $800 a cada trabajador en corporaciones públicas. Insistió en que el recorte a esa aportación representaría una reducción salarial, ya que los trabajadores tendrían que abonar la diferencia para mantener su cubierta médica.

En declaraciones separadas, Nieves y Guzmán abogaron por la creación de un Plan de Salud Universal. “Los sindicatos estamos llamados a retomar ese esfuerzo”, dijo Nieves. Guzmán resaltó que ese modelo sacaría del medio a intermediarios y fomentaría un mejor uso de los fondos.