EVENTS CALENDAR

Recent News

La Junta acude a la administración Trump para la liberación de fondos
Dice que puede ayudar a garantizar el buen uso de los primeros fondos CDBG-DR que no han sido entregados
Published Friday, December 14, 2018 5:00 am
by José A. Delgado

Por El Nuevo Día

Washington - Ante el retraso en la entrega de fondos para la reconstrucción de Puerto Rico, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) envió una misiva al Departamento de Vivienda federal (HUD), en la que indica que puede servir de garantía para que se utilice bien el dinero asignado a la isla a través del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR).

“Como parte de nuestra función y los requisitos de la ley Promesa, nos gustaría trabajar con usted, el equipo de HUD y otras partes interesadas para garantizar que estos fondos se pongan en marcha para el beneficio inmediato de los residentes de Puerto Rico”, indicó el oficial de Revitalización de la JSF, Noel Zamot, en la carta enviada el 6 de diciembre a la subsecretaria de Vivienda federal, Pamela Hughes Patenaude.

 

La comunicación de la JSF fue enviada antes de que HUD reconociera a El Nuevo Día que para iniciar el desembolso de los primeros $1,500 millones de fondos CDBG-DR aguarda por que el gobierno de Puerto Rico le muestre que ha desarrollado la capacidad para asegurar el buen uso de los fondos.

“Están aún en el proceso de establecer su programa para el manejo financiero de los fondos de desastre, para asegurar que el dinero llega a la gente que más lo necesita”, indicó entonces Brian Sullivan, portavoz de HUD.

En su mensaje a HUD, Zamot indicó que interesan colaborar con el proceso y recuerda que debido al uso que se le quiere dar a los fondos CDBG-DR, que suman casi $20,000 millones, “van a caer bajo varias secciones” de la ley Promesa.

El oficial de la JSF pide en la comunicación recibir “actualizaciones” sobre los desembolsos y alinearlos bajo la estructura del proceso de revitalización que contempla Promesa. Un portavoz de la JSF indicó ayer que la comunicación de Zamot “es una oferta de colaboración general”.

Bajo Promesa, el gobierno federal estableció la JSF -con poderes fiscales por encima del gobierno electo de Puerto Rico- y creó un sistema judicial de bancarrota para reestructurar gran parte de la deuda pública de sobre $70,000 millones de la isla y las obligaciones de cerca de $50,000 millones de los sistemas de retiro.

Cualquier