EVENTS CALENDAR

Recent News

Designan una nueva directora del Hospital Pediátrico
El Departamento de Salud promete supervisar más de cerca las reparaciones de la instalación hospitalaria
Published Thursday, November 15, 2018
by Marga Parés Arroyo

Por El Nuevo Día

 

Días después de denuncias de hacinamiento, falta de personal, problemas con acondicionadores de aire y las muertes de varios bebés, el director ejecutivo del Hospital Pediátrico Universitario, Ernesto Santiago Zayas, renunció a su puesto el pasado viernes.

 

 

Desde el martes, esa silla la ocupa la directora ejecutiva del Hospital Regional de Bayamón, Neysha Carmona Iglesias, quien fue nombrada también directora interina del Hospital Pediátrico.

“Estoy consciente de que es un reto, pero venimos de (hacer) un trabajo arduo en (el Hospital Regional de) Bayamón”, dijo ayer Carmona Iglesias a El Nuevo Día en sus primeras declaraciones públicas desde que fue nombrada.

 

 

La funcionaria, que dirige el Hospital Regional de Bayamón desde abril de 2017, habló con este diario en compañía del secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, y la subsecretaria de la agencia, Concepción Quiñones de Longo.

“Sé que es un momento sumamente difícil y los retos son muchos, pero, más que mi preparación académica, traigo mi juventud”, dijo la joven graduada de bachillerato en Ciencias (2009) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y dos maestrías, una en Salud Pública (2012) y otra en administración de servicios de salud (2014), ambas del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR.

Tras reunirse el martes con parte del personal del Hospital Pediátrico y dar un recorrido por sus instalaciones, Carmona Iglesias enumeró algunas de sus áreas prioritarias, incluyendo la reparación de acondicionadores de aire y de nueve de 12 ascensores de la institución que están dañados desde el paso del huracán María en septiembre del año pasado.

Rechaza brote de bacteria

La designación de Carmona Iglesias es una de varias acciones que está tomando el Departamento de Salud tras alegaciones de muertes de pacientes por brotes de bacterias y contaminación cruzada.

“Decidí hacer un ‘take over’ del hospital y hacer cambios radicales. Tenemos que darle la cara al pueblo, que sepan que sus niños están seguros y van a recibir un tratamiento de calidad