EVENTS CALENDAR

Recent News

La resistencia a vacunarnos
Published Monday, November 12, 2018 7:00 am
by Fernando Ysern Borrás

Por El Nuevo Día

Las palabras del filósofo español Jorge Santayana: “Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”, se hicieron sentir durante las desgracias del año pasado tras el huracán María. Creíamos que estábamos preparados para un gran ciclón, pero no habíamos visto uno categoría 5 en casi cien años. Más aún, los avances en tecnología nos hicieron más vulnerables que cuando el huracán San Felipe II nos atacó en el 1928.

Peor que no estar preparados es engañarnos pensando que lo estamos, cuando no es cierto. Lo mismo nos está ocurriendo hoy en día con la resistencia a vacunarnos en contra de enfermedades prevenibles por vacunas que afortunadamente no vemos porque ya están bajo control.

En Puerto Rico somos afortunados en tener disponibles todas las vacunas recomendadas por el Centro de Control y Prevención de Infecciones de Estados Unidos gratuitamente, ya sea costeada por los seguros médicos privados o por el plan de salud del gobierno.

Sin embargo, existe resistencia a vacunarse porque la población no recuerda las muertes y enfermedades que ocurrían antes que hubiese esas vacunas. Esto nos puede llevar a tener una baja en la tasa de inmunización, haciéndola inefectiva para evitar brotes de estas enfermedades. En Europa para el 2016 hubo 5,273 casos de sarampión en todo el año mientras que en los primeros 6 meses del 2018 se han reportado más de 41,000 casos y en Estados Unidos aun con niveles similares a los nuestros, se han reportado 124 casos en 22 estados.

Todavía en Puerto Rico tenemos niños con tosferina por no estar vacunados sus padres y familiares cercanos. Vemos meningitis causadas por la bacteria del neumococo, aun teniendo disponible una vacuna en contra de la enfermedad neumocócica invasiva la cual es efectiva, pero todavía no hemos llegado a los niveles de vacunación necesarios para prevenir su transmisión.

Tanto en Estados Unidos como en Europa y otros países ha habido una resistencia a vacunarse porque ya no ven estas enfermedades hasta que vuelven en brotes como los que estamos viendo o que ocurran epidemias como la que vimos en el 2009 con la influenza.

En el mundo moderno con lo frecuente que viajamos a otros países vemos como una enfermedad puede transmitirse de un país a otro con suma rapidez. Aun cuando la incidencia de esta enfermedad casi ni exista, puede resurgir si la población no está adecuadamente vacunada.

Es tiempo que aprendamos de las lecciones que nos dio el huracán María. Hay que estar preparados. No olvidemos de los que murieron en el pasado por enfermedades ahora prevenibles por vacunas. No nos engañemos creyendo que estas enfermedades no volverán. Oriéntate y vacúnate siguiendo las recomendaciones del Departamento de Salud de Puerto Rico.