EVENTS CALENDAR

Recent News

Echan raíces las farmacias de la comunidad
Published Thursday, September 20, 2018 11:45 pm
by Cesiach López Maldonado
Por Primera Hora
A pesar de las vicisitudes y pérdidas que trajo el huracán María para el sector comercial, actualmente hay 937 farmacias de la comunidad operando alrededor de toda la Isla. (tonito.zayas@gfrmedia.com) 
Los pequeños comercios han registrado un aumento en ventas y en la fidelidad de sus clientes.

A un año del paso del huracán María, las Farmacias de Comunidad experimentan una relativa estabilidad a nivel comercial que no les llegó como por arte de magia, sino que es el fruto del servicio que brindaron al País en medio de la emergencia. 

Su trato personalizado hacia el cliente y las ganas de dar la milla extra por el prójimo los puso en el mapa de personas que quizás no acostumbraban a visitarles y que desde entonces se convirtieron en nuevos clientes.   

Para Yolanda López, administradora de la Farmacia Yarimar que ubica entre San Juan y Guaynabo, la empatía y el compromiso de las farmacias de comunidad con el pueblo marcó la diferencia y, en algunos casos, cambió la perspectiva del consumidor que prefería las grandes cadenas de farmacias del País hasta toparse con una nueva realidad.

“Nuestros clientes saben quiénes somos, pero ese grupo de clientes de farmacia de cadena se dieron cuenta en medio de esta emergencia del huracán que en las farmacias de comunidad obtenían un servicio diferente.  Les aseguro que un porciento de esa clientela vino y se quedó o sino, ya nos mira de otra manera.  Nosotros le pudimos resolver tanto o más que una cadena de farmacia”, aseguró López, quien dice haberse quitado el sombrero de comerciante para solamente pensar en cómo ayudar a la comunidad en esos momentos de necesidad.

“Para ellos (grandes cadenas) el cliente es un número más, por eso muchos pusieron cadenas y candados y cerraron sus tiendas en lo que resolvían su situación con el seguro.  Mientras que nosotros no podíamos cerrar sabiendo que personas dependían de nuestro esfuerzo.  Así abrimos el viernes después del huracán porque vinimos a ver cómo estaba todo y la gente venía desesperada a pedirnos ayuda”, relató la administradora.

En el caso de la Farmacia Yarimar, habilitaron un área para que las personas se pudieran dar sus terapias respiratorias, también contaban con una nevera donde guardaban medicamentos de los clientes