EVENTS CALENDAR

Recent News

Hospitales toman medidas preventivas en caso de otro evento atmosférico
Adoptan sistemas de comunicación alterna y buscan depender menos de la AEE
Published Wednesday, August 29, 2018 11:30 am
by Marga Parés Arroyo

Por El Nuevo Día

 (semisquare-x3)

Soldados de la Reserva del Ejército de Estados Unidos ayudaron a transportar diésel a los hospitales tras el huracán María. En la foto, Marangeli Matos, de HIMA San Pablo, mientras recibía uno de los tanques. (GFR Media)

 

Casi un año después del huracán María, la industria hospitalaria ha reforzado su sistema de comunicaciones, adquirido tanques de almacenaje para diésel y creado redes de apoyo mutuo para hacer frente a emergencias futuras.

El Sistema de Salud Menonita, por ejemplo, adquirió el equipo de comunicación que utilizan los radioaficionados, conocido como KP4. “Tenemos radios KP4 en cada facilidad (Caguas, Guayama, Aibonito y Comerío). Ya los probamos”, expresó Pedro Meléndez, director ejecutivo de ese sistema hospitalario.

Meléndez agregó que también colocaron una antena de retransmisión adicional en Guayama, e instalaron fibra óptica soterrada para asegurar la continuidad de la facturación y archivos médicos electrónicos en caso de emergencia.

Asimismo, la directora ejecutiva del sistema de salud mental San Juan Capestrano, Marta Rivera, narró que hospitales de la zona metropolitana formaron una red para identificar áreas en las que puedan apoyarse, incluyendo subsanar fallas de comunicación.

“Estamos esperando unos radios de FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias). Además, hemos participado en reuniones del COE (Centro de Operaciones de Emergencia), y la Asociación de Hospitales ha dado seminarios sobre cómo organizar la logística (en caso de emergencias)”, señaló Rivera.

La compra de equipo adicional ha sido otra medida tomada por los hospitales. En la red Menonita, por ejemplo, adquirieron un tanque de almacenaje de diésel, y están en vías de armar un cogenerador que opere con gas propano y funcione de manera independiente a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en caso de emergencias. También, compraron una excavadora para remover objetos que obstaculicen los alrededores de sus hospitales.

“Revisamos nuestro protocolo de emergencia y ya tenemos (contrataciones con) suficientes suplidores para, por lo menos, cuatro semanas (de abastos)”,