EVENTS CALENDAR

Recent News

Poderes compartidos bajo Promesa
Published Monday, August 13, 2018 7:00 am
by Gerardo A. Carlo-Altieri
 
Gerardo A. Carlo-Altieri
 

Los litigios presentados por el gobernador y la Legislatura de Puerto Rico contra la Junta de Supervisión Fiscal fueron desestimados la semana anterior por la jueza Laura Taylor Swain, quien preside el Tribunal creado bajo la ley Promesa.

El gobierno había demandado para invalidar partes del plan fiscal y del presupuesto que fueron certificados por la Junta, alegando que la Junta se excedió en sus poderes al incluir tales medidas.

Los cambios impuestos por la Junta y objetados por el gobierno incluyen medidas que impiden el uso de fondos sobrantes de años anteriores (“reprogramación”); el poder de la Junta para ordenar pagos por contribuciones, pensiones y desempleo de las agencias; y la conversión de 114 agencias de gobierno a 22.

Además, se objetó la congelación de plazas, los límites en vacaciones y enfermedad, y la eliminación del místico bono de Navidad. Se trata de asuntos laborales con impacto electoral que podrían traer litigios adicionales cuando la Junta intente su implantación.

El gobierno siempre argumentó que la Junta carece de poder para imponer cambios de “política” ya que la sección 205(b) solo le permite enviar “recomendaciones” al ejecutivo. La Junta argumenta, que la sección 106(e) de Promesa impide al Tribunal revisar sus actuaciones sobre planes fiscales y presupuestos.

Aunque la jueza Taylor Swain calificó el esquema de poderes compartidos bajo Promesa como uno “torpe” (“awkward”), terminó opinando que la limitación al poder judicial en la sección 106(e) aplica solo a la revisión judicial de planes y presupuestos, y no excluye su intervención en asuntos sobre los poderes de la Junta.

La jueza también decidió a favor de la Junta sobre las medidas incluidas en el presupuesto, desestimando parcialmente las demandas por no justificar un remedio, no ser enjuiciables o por ser solicitudes hipotéticas. Igualmente expresó, que el gobernador no es irrelevante ni se encuentra “sin dientes” (“toothless”), ya que puede referir sus objeciones al presidente y al Congreso y estos pueden legislar o cambiar la composición de la Junta, si comparten sus preocupaciones.

Según la Corte, la Junta solo cuenta con la cooperación voluntaria de los