EVENTS CALENDAR

Recent News

Alta Prevalencia de Hepatitis C en Puerto Rico
Published Sunday, April 21, 2019 5:00 am
by Cristina del Mar Quiles
con el virus sin saberlo y han sido diagnosticados por sus médicos primarios y referidos a su consulta. Algunos ya tienen cirrosis.

Tiene cura

“Esta enfermedad es tratable y curable”, enfatizó el médico.

De los medicamentos inyectables con múltiples efectos secundarios y bajas o medianas probabilidades de cura, la medicina ha logrado significativos avances.

“Hoy en día, existen medicamentos que son capaces de curar por vía oral, que se toman en la mayoría de los casos por dos o tres meses, no dan efectos secundarios mayores y el paciente puede mantener su estilo de vida mientras se está tratando y curarse. Tienen una probabilidad de cura y el virus desaparece en el 98% y el 100%, en muchos casos”, apuntó.

Las limitaciones, sin embargo, se concentran en el tema de la accesibilidad al tratamiento, señaló Rodríguez Pérez, pues muchos planes privados no lo tienen como parte de su cobertura. No existe, tampoco, un programa en la rede salud para tratar a la mayoría de estos pacientes.

Avances contra el contagio

Rodríguez Pérez también señaló que en el tema de prevenir el contagio también se han logrado avances al punto que se ha eliminado el contagio por transfusiones.

“En esos casos, ya es bien seguro. Además, las precauciones de salud universal se han adoptado en todas partes. Los lugares como barberías, establecimientos de tatuajes y oficinas médicas mantienen las precauciones para esta condición y para otras”, especificó el también miembro de la Junta de Directores de la Asociación Puertorriqueña de Gastroenterólogos.

La transmisión sexual, agregó, no es característica de esta enfermedad ni tampoco de madre a hijo, siendo de menos de un 5%, excepto en los casos en los que la madre también es infectada con VIH.

Sí puede ocurrir contagio en prácticas sexuales en las que ha habido trauma, por el contacto de sangre.

Los grupos de alto riesgo siguen siendo los que utilizan drogas intravenosas, y los “baby boomers”, población en la cual hay muchos contagiados sin saberlo.