EVENTS CALENDAR

Recent News

La salud de nuestros pobres
Published Monday, August 20, 2018 9:00 am
by Ibrahim Pérez
Medicare y Medicaid por ser simultáneamente envejecidos y pobres (“dual elegibles” en EE.UU, Platino en Puerto Rico).

A pesar de servir a la población con el perfil socioeconómico y salubrista más adverso, Medicare Advantage se ha convertido en estándar de calidad en nuestro sistema de salud. Las estrellas en calidad logradas por los programas Platino y no Platino localmente, confirma que no hay justificación alguna para que nuestro plan de salud gubernamental, Mi Salud, se haya quedado tan rezagado en sus métricas de calidad, especialmente cuando Mi Salud es operado por las mismas aseguradoras que operan Medicare Advantage.

En 1993 abandonamos el sistema público de salud porque había que equiparar nuestros pobres con los asegurados pudientes privados. Veinticinco años más tarde, la salud de nuestros pobres está sumida en una desigualdad mayor que la que el gobierno entonces diagnosticó y prometió corregir. Y pensar que el gobernador Rosselló está utilizando hoy para el mejoramiento de la educación de nuestros pobres, el mismo argumento fallido que su padre utilizó en 1993 para el mejoramiento de la salud de los pobres: privatización equipara pobres y ricos. ¿En serio?