EVENTS CALENDAR

Recent News

A la luz lucha de poder entre Ases y Salud
El subcontratista solicitaba postergar la implementación de un programa considerado de alta prioridad por Medicaid y el Congreso
Published Tuesday, July 9, 2019 5:00 am
by Laura M. Quintero

A la luz lucha de poder entre Ases y Salud

El gobierno de Ricardo Rosselló Nevares comenzó a implementar en marzo de 2018, un programa antifraude en Medicaid, luego de que mediaron intentos de obstaculización del subcontratista Alberto Velázquez Piñol, según fuentes de El Nuevo Día.

Ayer, el exasesor legal del gobernador, Alfonso Orona Amilivia, fue entrevistado por la Oficina del Inspector General de Salud y, al salir, indicó a la prensa que las preguntas se centraron en el rol del subcontratista.

Este diario supo por una fuente federal que Velázquez Piñol intentó postergar -mediante conversaciones con las autoridades- la implementación de un programa, que era requisito para recibir $1,200 millones en fondos Medicaid bajo la Ley federal de Presupuesto Bipartita de 2018.

La fuente federal vinculó en estos esfuerzos también a la renunciante directora de la Administración de Seguros de Salud (Ases), Ángela Ávila Marrero. Ambos “intentaron que se postergara la implementación” del Sistema de Información para el Manejo de Medicaid (MMIS, en inglés), que era un requisito federal ante el alto riesgo de fraude.

El Nuevo Día intentó contactar tanto a Velázquez Piñol como a Ávila Marrero, pero no hubo respuesta al cierre de esta edición.

Desde hace más de una década, el Centro de Servicios de Medicaid y Medicare (CMS, en inglés) le ha señalado al gobierno la pobre fiscalización de los informes que someten las aseguradoras del programa de salud gubernamental. Un informe de CMS de 2016 identificó avances, pero también “áreas de preocupación” debido a los pocos referidos que hacían las aseguradoras para investigar a proveedores y el bajo número de sobrepagos que reportaban.

CMS reseñó, en esa ocasión, que Ases necesitaba mejorar la capacidad para analizar los datos sin depender de la información enviada por las aseguradoras.

En 2018, el secretario de salud de Estados Unidos, Alex Azar, indicó al Congreso que el gobierno federal