EVENTS CALENDAR

Recent News

Incentivos contributivos de la isla continúan seduciendo a inversionistas
Published Thursday, May 9, 2019 7:00 am

Incentivos contributivos de la isla continúan seduciendo a inversionistas

Recipientes enfatizan su aportación el entorno local

 (semisquare-x3)

Si antes el conjunto de incentivos económicos que otorga el gobierno -a quienes se mudan a Puerto Rico o exportan sus servicios desde el territorio estadounidense- hacía sentido para una persona de negocios, la reforma contributiva federal aprobada hace poco más de un año solo ha servido para mejorar esa oferta.

En entrevista con El Nuevo Día, cinco integrantes de la Sociedad 20-22 destacaron que el número de personas en mudarse a Puerto Rico y hacer su vida personal o empresarial en el territorio estadounidense continúa al alza, y también va en ascenso el interés de estas personas y entidades por integrarse, invertir y aportar a la comunidad puertorriqueña de la que se sienten parte.

“Si este programa continúa, puede haber otro Puerto Rico en unos 10 años”, dijo Walter Keenan, principal oficial ejecutivo de Advantage Insurance, una aseguradora en el nicho de cautivas que hace tres años mudó su sede a Puerto Rico.

Luego de trasladar su sede, que antes ubicaba en Islas Caimán, Keenan finalmente decidió mudarse de California a Puerto Rico. El asegurador emplea unas 26 personas en la isla, con una compensación promedio de $100,000 y a excepción de tres ejecutivos, todos son puertorriqueños.

“Si la decisión de mudarse está únicamente relacionada con impuestos, si tu esposa y tus hijos no están contentos aquí, no será la decisión adecuada porque serás miserable”, dijo por su parte Rob Rill, coartífice de la organización que agrupa a cientos de estadounidenses e individuos de otras nacionalidades que se han mudado a Puerto Rico para tomar ventaja de los incentivos contributivos.

De acuerdo con Rill, hasta hace un tiempo, muchos individuos consideraban mudarse o ubicar sus empresas y negocios fuera de Estados Unidos debido al régimen impositivo federal. Ahora, aunque la reforma contributiva federal redujo la tasa estatutaria corporativa al 21%, el estatuto tiende a penalizar operaciones fuera de suelo estadounidense. Así las cosas, según Rill, “Puerto Rico es el último partido que queda en casa” junto a las Islas Vírgenes estadounidenses.

Pero según el manejador de activos y comentarista frecuente en CNBC, Peter Schiff, ahora que se conoce mejor el programa de incentivos

Next Page >>