EVENTS CALENDAR

Recent News

ComitÚ congresional pone frenos a intento de flexibilizar Ley de Cabotaje para la isla
Published Friday, February 8, 2019 5:00 am
by JosÚ A. Delgado Robles
Por el Nuevo Día
Archivo / xavier.araujo@gfrmedia.com
El Comité de Transportación e Infraestructura de la Cámara federal busca bloquear la dispensa que solictó el gobierno de Puerto Rico para transportar gas natural en barcos no estadounidenses.

WASHINGTON.- Los esfuerzos del gobierno de Puerto Rico por lograr una dispensa administrativa parcial de 10 años en las normas federales de cabotaje han chocado -en las últimas horascon la presión activa del liderato del Comité de Transportación e Infraestructura de la Cámara de Representantes de EE.UU.

Por décadas, el Congreso ha frenado medidas que busquen hacer cambios significativos a esas normas, reguladas por la Ley Jones de 1920 y que obligan al transporte de carga marítima entre Estados Unidos y Puerto Rico en barcos de bandera, propiedad, fabricación y tripulación estadounidenses.

Pero, en momentos en que el gobierno de Puerto Rico ha solicitado una dispensa al gobierno de Donald Trump para transportar gas natural entre puertos de EE.UU. y la isla en barcos no estadounidenses, el liderato del Comité de Transportación e Infraestructura también busca bloquearla.

“Pensamos que no existen razones válidas de defensa nacional para respaldar esta solicitud de exención de la Ley Jones para Puerto Rico, especialmente por un período de 10 años”, indicaron el presidente del Comité, el demócrata Peter DeFazio (Oregón), y el portavoz republicano, Sam Graves (Misuri), en una carta a la secretaria de Seguridad Interna, Kirstjen M. Nielsen.

La carta, divulgada el miércoles en la noche, está suscrita también por el presidente del subcomité de la Guardia Costera y Transportación Marítima, el demócrata Sean Patrick Maloney (Nueva York), y el portavoz republicano de esa subcomisión, el republicano Bob Gibbs (Ohio).

El bipartidismo de la carta del liderato del comité a cargo del tema de las normas de cabotaje no es nuevo. Mientras los congresistas republicanos suelen ser solidarios con los navieros, los demó- cratas lo son con los sindicatos que se oponen a derogar o enmendar la ley.

En diciembre, el gobernador Ricardo Rosselló