EVENTS CALENDAR

Recent News

El abc de la asamblea constituyente
Published Wednesday, December 19, 2018 5:00 am
by Rafael Cox Alomar

Por El Nuevo Día

El 6 de diciembre participé en una mesa redonda sobre los desafíos que hoy enfrentan los territorios no incorporados de los Estados Unidos. Al final del conversatorio surgió del público la siguiente pregunta: ¿qué es la constituyente y por qué razones debemos preferirla sobre el plebiscito?

Desde la invasión de 1898 ha transitado por nuestro imaginario político la idea de desenredar nuestro status político a través de la convocatoria a una asamblea constituyente. Ahí los planteamientos certeros y contundentes de Eugenio María de Hostos y Pedro Albizu Campos, y luego las propuestas y recomendaciones más recientes del Partido Popular, del Colegio de Abogados, del Partido Independentista, de la congresista Nydia Velázquez y del propio “task force” de Casa Blanca bajo la administración del ex presidente Barack Obama. Pero aun con toda la tinta que sobre el tema se ha derramado, es muy poco lo que el pueblo conoce acerca de la constituyente. Siguen siendo más las interrogantes que las explicaciones con respecto a su alcance, efectividad y naturaleza.

¿Y qué es la tan mentada constituyente?

Una asamblea de delegados electa por el voto directo del pueblo con el mandato jurídico y político de negociar a fondo con el Congreso las fórmulas no coloniales y no territoriales disponibles al pueblo de Puerto Rico.

¿Pero en vista de nuestra condición colonial tenemos autoridad los puertorriqueños para convocarnos a nosotros mismos y elegir una asamblea de status sin permiso del Congreso?

Yo sostengo que sí. Los puertorriqueños detentamos el poder inherente que nos asiste como una nación sociológicamente definida para echar a andar la asamblea de status. Así lo dejó entrever el presidente Eisenhower cuando en 1953 dejó meridianamente establecido en la ONU que las ramas políticas puertorriqueñas quedaban investidas de autoridad para recabar del Congreso mayor poder político. (Vea los récords de la sesión plenaria de la ONU núm. 459 de 27 de noviembre de 1953). Cabe destacar que la asamblea de status no es lo mismo que la convención constituyente a que se refiere el artículo VII (sección 2) de la Constitución del Estado Libre Asociado para enmendar el texto constitucional actual. Eso es otra cosa. De lo que se trata la asamblea de status es de un cuerpo representativo de todas las fuerzas ideológicas del país (siempre y cuando sustenten fórmulas no coloniales y no territoriales) con legitimidad democrática para negociar con Washington.

¿Y