EVENTS CALENDAR

Recent News

Incertidumbre por ajustes en planes médicos
Distintas voces analizan el impacto de reducir las aportaciones o beneficios de salud en el gobierno
Published Saturday, December 15, 2018 12:00 pm
by Laura M. Quintero
Por El Nuevo Día
 (semisquare-x3)
A principios de este mes, sindicatos cabildearon y protestaron en la Legislatura contra el plan de la Junta de Supervisión Fiscal para modificar las aportaciones a sus planes médicos. (GFR Media)

Asma, lupus, inflamación del sistema digestivo, alta presión y cáncer son algunas de las condiciones de salud con que empleados públicos acuden diariamente a sus centros de trabajo, según los testimonios recopilados por este diario.

Recortar las aportaciones a sus planes médicos, al tiempo en que luchan por su supervivencia, conllevaría para ellos una dificultad mayor que la propia enfermedad.

En la Administración de Familias y Niños (Adfan), dos empleadas pacientes de cáncer asisten a trabajar aún con el dolor y la fatiga que les ocasiona la quimioterapia. Les obliga la necesidad de mantener su salario y su plan médico.

 

 

Una de ellas, Olga Manso Casanova, de 60 años, fue diagnosticada con cáncer de mama en el verano. La jefa de familia contó cómo la semana pasada tuvo que forzar su cuerpo a guiar hasta la oficina, aunque el dolor era insufrible.  Esa es la única alternativa para costear los tratamientos de quimioterapia tras agotar la licencia de enfermedad.

“Con lo poquito que me sobra de mi sueldo, tuve que reunir $200 para llevarlos a la quimio porque hice un plan de pago”, contó la asistente de servicio. Cada tratamiento le cuesta $500 en deducibles, lo que comprueba que los tumores no solo se alojan en el cuerpo, sino también en el bolsillo.

Reducir $660 anuales del aporte gubernamental a su plan médico -como se proyecta como parte de las medidas de austeridad- podría conllevar que ese deducible aumente, que le sobre menos dinero del cheque o le reduzcan los