El gobernador explica su plan de recuperación para Puerto Rico, que presentará ante el Congreso de Estados Unidos.
 
El gobierno de Puerto Rico radicó hoy ante las autoridades federales y el Congreso de Estados Unidos un plan de reconstrucción con el que espera levantar la infraestructura dilapidada por el huracán María y hacer inversiones estratégicas que contribuyan al crecimiento económico de manera sostenida.

Para llevarse a término, el plan -según ha estimado el gobierno- contempla que Puerto Rico reciba unos $139,000 millones en un plazo de 11 años. La amplia mayoría de esa inversión provendría del gobierno estadounidense, según dijo a El Nuevo Día el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

De materializarse esa inversión y partiendo del documento que se dio a conocer hoy, sería la primera vez en su historia que Puerto Rico tendría la oportunidad de dedicar a su infraestructura recursos casi equivalentes a dos veces el producto bruto de la isla.

Sobre todo, sería la primera vez donde la mayor parte de la inversión en un plan de reconstrucción iría a proyectos fuera del área metropolitana de Puerto Rico, lo que podría sentar las bases para acortar la brecha de desigualdad que encara la sociedad puertorriqueña.

Según el mandatario y el director de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia de Puerto Rico (COR), Omar Marrero, Puerto Rico figura entre los 15 lugares